Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

EJEMPLO Y TIEMPO

No puedo ni me parece apropiado reducir la educación a unas cuantas recetas, pero si quiero – para terminar con esta serie de artículos – señalar dos ideas fundamentales para la educación de los hijos. Son el ejemplo y el tiempo, dar ejemplo es la mejor manera de enseñar, y a los hijos hay que dedicarles, sobre todo, tiempo.
Enseñar con el ejemplo significa, por supuesto, cumplir lo que se dice, no acogerse a la “ ley del embudo “ que vale para todos menos para mí. Hay padres chillones que creen que la autoridad consiste en dar gritos, con lo que consiguen es que sus hijos aprendan a gritar igual que ellos.

El clima familiar tiene más importancia para la formación del niño que todo lo que puedan enseñarle fuera de él. De ahí que la escuela única o la educación para todos no llegue a tener los resultados buscados. El niño mama en la familia muchas cosas: el afecto, la disponibilidad, el sentido del deber, la paciencia y, por supuesto, la cultura que con más detenimiento le transmitirá…